septiembre 25, 2022

Noticias El32

Noticias importantes y de actualidad traducidas al Español. Ayúdanos a luchar contra la censura compartiendo nuestros artículos.

Países con altas tasas de vacunación contra el Covid-19 sufrieron un incremento excepcional en el exceso de muertes en 2021, lo que sugiere que las vacunas son las culpables.

19 minutos de lectura

Por THE EXPOSE

“Creo que es muy probable que la siguiente fase implique una muerte a una escala que eclipsará las afirmaciones sobre las “muertes por Covid-19″ hasta la fecha”.

Dr. Mike Yeadon, ex vicepresidente de Pfizer

Pregunta- ¿Por qué la mortalidad en Escocia era mayor en 2021 que en 2020?

Respuesta- Porque moría más gente. Y la razón por la que moría más gente es porque se había vacunado a más personas. En otras palabras, hay una relación entre el aumento de la mortalidad y la vacuna Covid-19.

Pregunta- Usted no puede probar eso.

Respuesta- Tiene razón, no puedo. Las pruebas son todas circunstanciales. Pero, de todos modos, son convincentes. Por ejemplo, el aumento de la mortalidad no sólo ha ocurrido en Escocia. Ha ocurrido en muchos de los países que lanzaron campañas de vacunación masiva a principios de 2021. Todos ellos han visto un aumento significativo de la mortalidad por todas las causas. ¿A qué se debe esto? ¿Qué hicieron diferente en 2021 que en los años anteriores?

Pregunta- Ya veo a dónde quieres llegar, pero sigo pensando que no tienes suficientes pruebas para argumentar.

Respuesta- Bien, entonces dígame usted: ¿Por qué murió más gente en 2021 que en 2020? Y, ten en cuenta, que la mortalidad por todas las causas no sólo ha subido un poco, sino que ha destrozado la media de cinco años. Mira este post de Alex Berenson en Substack:

Escocia está vacunada en un 87% de los adultos; las muertes semanales están ahora un 30% por encima de lo normal

14 de octubre, Esto es del tablero diario de Covid-19 de Public Health Scotland:

"El exceso de 315 muertes registradas la semana pasada representa un aumento del 30% sobre la media de cinco años antes de la pandemia para esta época del año. Esto marca la 20ª semana consecutiva con exceso de muertes por encima de la media de cinco años y la más alta desde la semana que terminó el 10 de enero de 2021."

Incluso excluyendo las muertes de Covid fueron casi un 20% por encima de lo normal para la semana más reciente, y la tendencia va en aumento." ("Escocia tiene un 87% de adultos vacunados; las muertes semanales están ahora un 30% por encima de lo normal", Alex Berenson Substack)

Pregunta- ¿Pero cómo se puede construir un caso con datos de un solo país? Es ridículo.

Respuesta- Pero no es sólo Escocia. La misma regla se aplica a muchos de los países que lanzaron campañas de vacunación a principios de 2021. Aquí hay más información de Berenson:

Añádase Alemania, el país más poblado de Europa, a los países que registran una mortalidad por todas las causas inusualmente alta que NO está relacionada con el Covid.

En septiembre, Alemania registró casi 78.000 muertes, más de un 10% por encima de la cifra prevista, según informaron los demógrafos del gobierno alemán a principios de esta semana.

Prensa: "Cifras de mortalidad (en Alemania) en septiembre de 2021: un 10% por encima de la media de los años anteriores". ("No es sólo el Reino Unido; las muertes por todas las causas también están ahora muy por encima de lo normal en Alemania (80% de adultos totalmente vacunados)", Alex Berenson Substack)

Y luego está esto de la cuenta de Twitter de Data Analyst (mira los gráficos):
Análisis de Datos @Data_is_Louder

26 de octubre
Misterio COVID El exceso de muertes en Dinamarca, Finlandia y Noruega es mayor que en su peor brote de Covid. Este misterioso exceso de muertes se produjo en conjunción con el despliegue de la vacunación.

Dinamarca — “5 meses seguidos 2021 ha batido el récord de 10 años de muertes por todas las causas…..Covid-19 muertes cercanas a cero durante el mismo periodo”.

Lo mismo ocurre en Irlanda, Reino Unido e Israel. Echa un vistazo a Inglaterra (Edades de 10 a 59 años.)

Lo inquietante de este gráfico es que muestra cómo las vacunas se dirigen a los jóvenes. “Mientras que el número de muertes por COVID se ha limitado en gran medida a los ancianos… son los jóvenes los que están soportando la peor parte de las lesiones por vacunas. Según VigiAccess, la base de datos de acontecimientos adversos de la Organización Mundial de la Salud, el 41% de los más de 2,4 millones de lesiones por vacunas notificadas hasta ahora corresponden a menores de 44 años, y sólo el 6% a mayores de 75 años.” (“La verdadera pandemia acaba de empezar, y son los infartos inducidos por la vacuna COVID en los jóvenes”, Lifesite News)

Eso es algo que no vas a leer en los medios de comunicación, y por una buena razón, además. Porque socavaría su letal objetivo de seguir exagerando la vacuna.

Aquí hay más del analista cuantitativo Joel Smalley:

Joel@RealJoelSmalley
Actualización semanal de muertes del CDC. “A pesar” de estar vacunados en más de un 80%, desde el 24 de julio, las muertes de mayores de 65 años en Florida son un 14% más altas que en el mismo periodo del año pasado. “A pesar de que los menores de 65 años están vacunados en un 50%, las muertes han aumentado en un 46% y se incrementarán a medida que los informes se pongan al día.

Los ejemplos están por todas partes en Internet. No hay que buscar muy lejos. En todos los lugares en los que se produjeron vacunaciones masivas, allí también ha aumentado la moralidad. Y -una vez más- no se trata de muertes por Covid. Se trata principalmente de ataques cardíacos, derrames cerebrales, coágulos de sangre, enfermedades circulatorias y problemas neurológicos; las mismas dolencias inducidas por las vacunas de las que nos advirtieron los médicos y científicos que nos han dicho la verdad desde el principio. Resulta que, después de todo, tenían razón.

En pocas palabras, las vacunas están aumentando las muertes, no reduciéndolas. Están empeorando las cosas, no mejorando. Están perpetuando la crisis, no acabando con ella. Y por eso la línea roja del gráfico apunta hacia arriba. Es una indicación de que el número de muertes seguirá aumentando mientras sigamos haciendo lo que estamos haciendo ahora, inoculando a millones de personas con un patógeno citotóxico que desencadena coágulos de sangre, inflamación y autoinmunidad. Aquí hay otro gráfico de Escocia con un breve comentario de The Daily Skeptic:

“…. la presencia de una epidemia de Covid no se vio en el verano de 2020, pero sí en el de 2021. ¿Qué difiere entre los dos años? La respuesta más evidente es el despliegue de la vacunación contra el COVID-19. En 2020 no hubo un programa de vacunación contra el COVID-19, pero en 2021 hubo un despliegue de vacunas contra el Covid de forma secuencial a grupos de edad cada vez más jóvenes, un patrón que vemos en la manifestación del exceso de muertes. …. El sistema de notificación de eventos adversos Yellow Card,…. ya ha registrado más de 1.700 muertes en la población del Reino Unido asociadas a las vacunas COVID-19. Por lo tanto, hay un caso prima facie de que la vacunación COVID-19 es un factor que contribuye al dramático aumento del exceso de muertes en verano en Escocia en 2021”.
(“Are Vaccines Driving Excess Deaths in Scotland, a Professor of Biology Asks”, The Daily Skeptic)

¿Se ha dado cuenta de cómo los medios de comunicación intentan encubrir el repentino aumento de la mortalidad? He aquí un buen ejemplo de un artículo del Telegraph británico:

“Mientras la atención sigue fijada en el Covid-19, una segunda crisis sanitaria se está gestando silenciosamente en Gran Bretaña. Desde principios de julio, se han producido miles de muertes en exceso que no fueron causadas por el coronavirus. Según los expertos en salud, esto es muy inusual para el verano. Aunque se espera un exceso de muertes durante los meses de invierno, cuando el clima frío y las infecciones estacionales se combinan para ejercer presión sobre el NHS, el verano generalmente ve una calma.

Este año es una excepción preocupante.

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), desde el 2 de julio se han producido 9.619 muertes en exceso en Inglaterra y Gales, de las cuales el 48% (4.635) no fueron causadas por Covid-19.

Entonces, si todas estas personas adicionales no están muriendo por el coronavirus, ¿qué las está matando?

Los datos de Public Health England (PHE) muestran que durante ese periodo se registraron 2.103 muertes adicionales por cardiopatía isquémica, 1.552 por insuficiencia cardíaca, así como 760 muertes adicionales por enfermedades cerebrovasculares, como ictus y aneurismas, y 3.915 por otras enfermedades circulatorias”. (“Mueren miles de personas más de lo habitual… pero no es por Covid”, Telegraph)

Así que, según el artículo, hubo

  • Un 24% más de muertes por insuficiencia cardíaca que en la línea de base
  • 19% de cardiopatía isquémica
  • 16% de enfermedades cerebrovasculares (accidentes cerebrovasculares)
  • 18% de otras enfermedades circulatorias

Todas estas dolencias cerebrovasculares, cardíacas y circulatorias no cayeron del cielo de repente en 2021. Son lesiones generadas por las vacunas. ¿Te das cuenta?

Y todas están vinculadas a la proteína spike que es el “mecanismo biológico de acción” que “daña los vasos sanguíneos, los órganos y provoca coágulos de sangre, y que puede matar a un ser humano…” (Cita: Dr. Peter McCullough)

Te has preguntado por qué este año han muerto más personas por Covid que en todo el año 2020? Según Johns Hopkins, el Covid mató a 353, 000 personas en Estados Unidos en 2020. Pero en solo 10 meses de 2021, han muerto 390, 000 personas. ¿Cómo puede ser eso? Después de todo:

  • Muchos de los más vulnerables ya han muerto.
  • Los expertos dicen que Delta no es tan letal como la infección original de Wuhan
  • 100 millones de personas (según los CDC) ya han sobrevivido a Covid y ahora tienen inmunidad natural
  • Y 190 millones de personas han sido doblemente vacunadas

Estas son cuatro razones por las que las muertes deberían estar disminuyendo. Pero no están disminuyendo, están aumentando.

¿Por qué?

La vacuna, por eso.

¿Y por qué los países con las mayores tasas de mortalidad por Covid-19 son también los más vacunados?

Es porque “hay una enorme correlación positiva entre el porcentaje de vacunación y las muertes”.

Pero no te fíes de mi palabra. Compruébelo usted mismo. Haga su propia investigación.

Recientemente, el profesor Norman Fenton, de la Universidad Queen Mary de Londres, escudriñó las estadísticas del gobierno (ONS) para ver si podía “determinar el riesgo-beneficio global de las vacunas Covid-19” comparando “las tasas de mortalidad por todas las causas entre los vacunados y los no vacunados en cada categoría de edad”.

Su reflexión al respecto era sencilla:

“Si el Covid es tan peligroso como se afirma, y si la vacuna es tan eficaz como se afirma, ya deberíamos haber visto muchas más muertes relacionadas con el Covid entre los no vacunados que entre los vacunados….(y) Si la vacuna es tan segura como se afirma, entonces debería haber habido muy pocas más muertes por causas no relacionadas con el Covid entre los vacunados que entre los no vacunados (en cada grupo de edad). Por lo tanto, el recuento de muertes por todas las causas debería ser mayor entre los no vacunados que entre los vacunados (en cada grupo de edad), lo que confirma que los beneficios de la vacunación superan los riesgos.” (Las discrepancias e incoherencias en los conjuntos de datos del Gobierno británico comprometen la exactitud de las comparaciones de las tasas de mortalidad entre vacunados y no vacunados”)

Simple, ¿verdad? En otras palabras, si la vacuna es tan buena, entonces debería estar claro en los datos. Pero eso no es lo que encontró Fenton. Lo que encontró fue lo contrario. Encontró que la mortalidad por todas las causas es mayor entre las personas vacunadas que las no vacunadas. (Y dependiendo de cómo se interpreten los datos, podría ser significativamente mayor). Fenton esperaba que su análisis influyera en el debate sobre el programa de vacunación en curso, pero en lugar de ello, ha sido denunciado con saña como un extremista de derechas, que es lo que le ocurre a cualquiera que se atreva a desafiar la narrativa oficial. Aquí hay más información de NPR:

“Dentro del servicio de urgencias del Hospital Sparrow de Lansing (Michigan), los miembros del personal se esfuerzan por atender a los pacientes que se presentan mucho más enfermos de lo que nunca habían visto. Tiffani Dusang, directora de enfermería de la sala de urgencias, prácticamente vibra de ansiedad contenida, mirando a todos los pacientes que yacen en una larga fila de camillas empujadas contra las paredes beige de los pasillos del hospital. “Es difícil de ver”, dice con su cálido acento tejano.

Pero no puede hacer nada. Las 72 habitaciones de Urgencias ya están llenas.

“Siempre me siento muy, muy mal cuando voy por el pasillo y veo que la gente tiene dolor o necesita dormir o necesita tranquilidad”.

Incluso en las zonas del país en las que el COVID-19 no está desbordando el sistema sanitario, los pacientes acuden a las urgencias más enfermos que antes de la pandemia, sus enfermedades están más avanzadas y necesitan cuidados más complicados.

Los meses de retraso en el tratamiento han exacerbado las enfermedades crónicas y empeorado los síntomas. Los médicos y las enfermeras afirman que la gravedad de las enfermedades es muy variada e incluye dolores abdominales, problemas respiratorios, coágulos de sangre, afecciones cardíacas e intentos de suicidio, entre otros”. (“Las urgencias están ahora abarrotadas de pacientes graves – pero muchos ni siquiera tienen COVID”, NPR)

Repito: “dolor abdominal, problemas respiratorios, coágulos de sangre, afecciones cardíacas”. En otras palabras, la saturación de las Urgencias podría estar tan fácilmente relacionada con las lesiones inducidas por las vacunas como con el “retraso en los tratamientos”. Y fíjese en que el autor parece realmente preocupado por la masificación de las Urgencias, pero no menciona ni una sola vez el elefante de la habitación: la vacuna. ¿Fue sólo un desliz por su parte o su verdadera intención era embaucar a sus lectores desde el principio?

Luego está esta joya del New York Post que intenta preparar al público para la avalancha de trastornos “tromboembólicos” a los que nos enfrentaremos en un futuro muy cercano. El artículo se titula apropiadamente “El ataque cardíaco poco conocido que está afectando a mujeres “sanas y en forma” de tan sólo 22 años”. Aquí hay un fragmento del artículo:

Cuando uno piensa en un ataque al corazón, inmediatamente se imagina a alguien mayor y que podría tener ya problemas de salud subyacentes. Pero los expertos han advertido de que mujeres de tan sólo 22 años pueden sufrir una enfermedad poco conocida.

La disección espontánea de la arteria coronaria se produce cuando se forma un desgarro en un vaso sanguíneo del corazón, informa el New York Post. Puede ralentizar o bloquear el flujo sanguíneo al corazón, provocando un ataque cardíaco, anomalías en el ritmo cardíaco o la muerte súbita, dicen los expertos de la Clínica Mayo.

En general, se trata de una afección poco común, pero los médicos instan a las mujeres a solicitar un diagnóstico y atención ante los síntomas. La afección es más común en mujeres de 30 a 60 años, pero los expertos han advertido que está llegando a mujeres sanas y en forma de hasta 22 años”. (El infarto poco conocido que está afectando a mujeres “sanas y en forma” de tan sólo 22 años, New York Post)

¿Entendido? Así que -según el Post- es perfectamente normal que un joven de 22 años en forma sufra un ataque al corazón. ¿Crees que el autor está tratando de suavizar las actitudes hacia las lesiones inducidas por las vacunas antes de que nos golpeen como una tonelada de ladrillos? En efecto, así es, al igual que el artículo publicado en el Times of India sobre la superestrella de la farándula y fanático del fitness, Puneeth Rajkumar, que murió hace apenas unos días de un paro cardíaco. Tenía 46 años. Según The Times of India

La muerte súbita de Rajkumar ha puesto de manifiesto una vez más los peligros a los que se enfrentan hoy en día muchas personas de 30 y 40 años, que es el creciente riesgo de sufrir dolencias cardíacas y paros cardíacos….(Rajkumar) sufrió una dolencia cardíaca masiva mientras hacía ejercicio en el gimnasio. Conocido por su excelente estado físico y su salud, Rajkumar solía hacer ejercicio a menudo…

El número de paros cardíacos que se observan entre las personas de corta edad, o incluso de 20 años, ha aumentado de forma alarmante. Mientras que las enfermedades del corazón y los paros cardíacos se consideraban generalmente como una “condición de la gente mayor”, esto ya no es así, y ahora es una señal de advertencia que los médicos instan a la gente a tener en cuenta. …

A causa de la pandemia, los médicos también han subrayado que la preocupación por los asuntos relacionados con la salud del corazón se ha desplazado, y ahora es más probable que la gente sufra infartos silenciosos y paros cardíacos.” (“Muere a los 46 años el actor kannada Puneeth Rajkumar, que sufrió una grave parada cardíaca mientras hacía ejercicio”, Times of India)

¿Parece que los medios de comunicación han aceptado su papel de cómplices del exterminio masivo o es una exageración?

En cualquier caso, podemos esperar ver una avalancha de artículos similares apareciendo en todas partes en un futuro próximo. Artículos como éste:

“La actividad física puede aumentar el riesgo de infarto, según un estudio – Los nuevos hallazgos no superan los beneficios del ejercicio para la salud, subrayan los investigadores”, The Irish Times

O esto:

“Aumentan los infartos entre los jóvenes” The Hindu

O esto:

“Los casos de infarto aumentaron en 2021 sin que la edad fuera un obstáculo; esto es lo que lo provocó”, cnbctv18

¿Se dan cuenta de lo que está pasando? Todos estos artículos de corte de galleta fueron inventados con el mismo objetivo en mente, para engañar al público haciéndole creer que la extraordinaria ola de muertes entre los jóvenes sanos es completamente normal. (Pero, por supuesto, nada de esto es normal. Todo es terriblemente extraño y chocante, y por eso nos centramos tanto en el exceso de muertes y en la mortalidad por todas las causas. Porque, pensamos, éstas proporcionarán las pruebas que necesitamos para demostrar que la vacuna es una parte fundamental de la agenda de despoblación de la élite, cuyo objetivo es reducir la población mundial en miles de millones de personas. Seguimos creyendo que eso es lo que realmente está pasando. Los grandes empresarios han decidido erradicar a unos cuantos miles de millones de cucarachas para tener más espacio para aparcar sus Learjets. Resulta que se decidieron por la vacuna como una alternativa “menos sucia” a acribillarnos en las calles con ametralladoras. No es que pierdan el sueño por ello.

Así que, ¿cómo va el plan, te preguntarás? Compruébalo:

“Según las estadísticas de mortalidad por todas las causas, el número de estadounidenses que han muerto entre enero de 2021 y agosto de 2021 es un 18% mayor que la tasa de mortalidad media entre 2015 y 2019.”

Y aquí hay un fragmento de un artículo que extrajo sus datos de una investigación más diversa. Echa un vistazo:

“¿Es la vacuna COVID responsable del exceso de muertes?

Matthew Crawford, del boletín Rounding the Earth, examinó las estadísticas de mortalidad antes y después de la implantación de las vacunas contra la COVID… Crawford pasa a examinar los datos de los países que tienen una importante aceptación de la vacuna y que, al mismo tiempo, presentan tasas muy bajas de COVID-19. De este modo, puede hacerse una mejor idea de si las inyecciones de COVID podrían ser responsables del exceso de muertes, en lugar de la propia infección.

Identificó 23 países que se ajustan a estos criterios, que representan 1.880 millones de individuos, aproximadamente una cuarta parte de la población mundial….. Crawford realiza una serie de ajustes para eliminar los valores atípicos que podrían distorsionar los conjuntos de datos,(pero) después de eliminar las naciones con más de 100 muertes por COVID por millón antes de su programa de vacunación, llegó a 13 países con una población combinada de 354 millones….

Sin embargo, es sorprendente que el número de muertes por COVID en estos 13 países sea 11,61 veces mayor después de la vacunación, en comparación con antes de que se aplicaran las vacunas. En cinco de los 13 países, la friolera del 90% de las muertes por COVID-19 se registraron después de que se iniciaran las campañas de vacunación.

“A primera vista, estos resultados refuerzan el argumento de que las vacunas experimentales están matando gente”, escribe Crawford. “Como mínimo, se trata de una señal de seguridad más dramática que debería incitar a las autoridades que se preocupan por nuestra salud a sentarse a la mesa para debatir cómo perfeccionar los datos que no están analizando a sabiendas…” (“¿Son las inyecciones de COVID responsables del aumento de la mortalidad?” Mercola.com)

Interesante, ¿eh? Así que, si se toman los países donde no hay mucho virus, y se inocula a una tonelada de gente de todos modos, entonces se puede ver realmente cuánta gente está siendo asesinada por la vacuna. ¡Por lo menos 10 veces más!

En cambio, en los países donde hay mucha propagación del virus, los efectos perjudiciales de la vacuna son mucho menos visibles. Pero sea como sea, la proteína de la espiga erosiona la infraestructura vital del cuerpo debilitando el sistema vascular, matando las células sanas y las mitocondrias, agotando los linfocitos asesinos y cortocircuitando el sistema inmunitario. Las consecuencias de este feroz ataque pueden ser cualquiera de las innumerables dolencias que inevitablemente se derivan de un sistema circulatorio devastado por patógenos, como paros cardíacos, derrames cerebrales, embolias pulmonares, autoinmunidad y muchas otras. En la actualidad, los infartos parecen encabezar la lista. Consulte este breve artículo del Dr. Peter McCullough:

El mundo es testigo de una pandemia de infartos IAMSEST causados por coágulos de sangre.

Un determinado tipo de infarto está aumentando en todo el mundo. Los profesionales de la salud de Escocia han observado un fuerte aumento de un tipo de infarto potencialmente mortal llamado ataque IAMSEST o Angina Inestable. Esta afección es el resultado de una obstrucción parcial de las arterias que corta el suministro de sangre al corazón. Presenta menos daños en los tejidos que un IAMSEST normal, pero puede ser igualmente mortal…. Los casos de IAMSEST se han mantenido estables durante años, pero han aumentado recientemente… Durante el verano, el hospital tuvo que aumentar su número de camas de cardiología en un 44%, ya que el personal sanitario de primera línea tuvo que hacer frente a un aumento de la demanda de pacientes con infarto de miocardio….

Una pandemia de infartos provocada por una inyección citotóxica que inflige daños a sus víctimas, mueran o no. ¿Es ese un resumen preciso de la vacuna Covid-19?

Lo es. Aquí hay más información de The Expose:

“Los datos disponibles del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos muestran que, desde que se puso en marcha el programa de vacunación contra el Covid-19 en ese país, las muertes debidas a “hallazgos clínicos anormales no clasificados en otra parte” han aumentado exponencialmente en comparación con los niveles de vacunación anteriores al Covid-19…

Las muertes en esta categoría incluyen los casos para los que no se pudo hacer un diagnóstico más específico… o los síntomas fueron difíciles de determinar… o los casos fueron remitidos a otra parte).

“…el número de muertes debidas a hallazgos clínicos anormales… mantuvo una media constante de algo más de 1.000 a la semana desde febrero de 2020, y también estaba en estos niveles antes de que la supuesta pandemia golpeara a los Estados Unidos. Sin embargo, alrededor de finales de marzo / principios de abril de 2021 hubo un repunte en el número de muertes anormales registradas por semana, subiendo repentinamente … a más de 7.000 por semana a mediados de septiembre, lo que representa un aumento del 600% en el promedio visto cada semana antes del inicio de la implementación de la vacunación Covid-19.

La pregunta, por supuesto, es: ¿por qué?

…Lo único que tienen en común millones de personas desde que empezaron a aumentar las muertes anómalas frente a la media prevista, es que a millones de personas se les ha administrado una inyección experimental, de la que no hay datos de seguridad a largo plazo para saber cuáles serán sus consecuencias.

Los datos oficiales de los CDC sugieren que las consecuencias de un despliegue masivo de vacunas experimentales son un aumento escandaloso del número de muertes por causas anormales no identificadas…” (“Investigación: Los datos oficiales de los CDC muestran un aumento escandalosamente grande de las muertes debidas a causas anormales misteriosas desde que comenzaron las vacunas Covid-19”, The Expose)

El artículo es coherente con las numerosas historias que hemos escuchado de enfermeras que informan sobre pacientes que presentan síntomas inusuales “extraños” que eluden el diagnóstico tradicional. Esto no debería sorprender, dadas las propiedades únicas de la proteína de la espiga, cuyo ataque sigiloso al sistema vascular ya ha desencadenado un tsunami de enfermedades cardiovasculares, neurológicas e inmunológicas como nunca antes habíamos visto. Todas estas muertes pueden atribuirse a una “inyección de veneno mortal” que está elevando implacablemente la mortalidad por todas las causas mientras mata a personas cada vez más jóvenes. Si duda de esto, eche un vistazo a la cantidad de atletas que están cayendo muertos poco después de haber sido inyectados. Es una historia que está destinada a deprimir el infierno de cualquier ser humano normal.

Ver aquí- AUMENTO DE DEPORTISTAS EN TODO EL MUNDO QUE SUFREN ENFERMEDADES INESPERADAS, Not on the Beeb.com

Además, vea este esclarecedor vídeo de 2 minutos sobre la parada cardíaca y nuestro falso sistema de notificación de lesiones por vacunas. (VAERS)

El Dr. Mike Yeadon resumió los últimos acontecimientos en un comentario que publicó recientemente en el canal de Robin Monotti. Dijo:

” No hay un final lógico… sino la tiranía totalitaria… y la despoblación masiva… Algunos colegas están de acuerdo con la parte de la tiranía, pero se resisten a la despoblación. (Pero) La evidencia apunta firmemente a ello”.

Efectivamente, así es.


Esta es una traducción del siguiente articulo: https://dailyexpose.uk/2022/01/31/high-excess-deaths-worldwide-linked-to-covid-vaccine/

Captura de pantalla

2 comentarios en «Países con altas tasas de vacunación contra el Covid-19 sufrieron un incremento excepcional en el exceso de muertes en 2021, lo que sugiere que las vacunas son las culpables.»

  1. Los poderes fácticos se limitarán a decir que todos estos problemas cardíacos y de otro tipo son consecuencia de tener Covid y nada que ver con los pinchazos experimentales.

  2. Así que el final del juego es la tiranía totalitaria y la despoblación. Pero si los tiranos no tienen población a la que aterrorizar qué les queda. Por cierto …. ¿por qué inoculan a sus propios hijos? ¿O es ese el último sacrificio para reinar sobre un mundo vacío?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.