septiembre 25, 2022

Noticias El32

Noticias importantes y de actualidad traducidas al Español. Ayúdanos a luchar contra la censura compartiendo nuestros artículos.

¿Qué significa ser “sabios como serpientes e inocentes como palomas”?

5 minutos de lectura
sabios como serpientes e inocentes como palomas

Jesús dijo a sus discípulos que fueran inocentes como palomas y sabios como serpientes al mismo tiempo. Sabio es saber cómo utilizar el conocimiento y la comprensión del mismo para tener éxito en tu vida y salir de los problemas. La sabiduría evita que uno cometa tantos errores. Se compara con una serpiente que sabe permanecer tranquila, concentrada y sin ser detectada para conseguir su comida o escapar ilesa. Una serpiente es una de las criaturas más "inteligentes" que se mantiene alejada de los problemas y del peligro. La sabiduría es un gran atributo.

Dos animales difícilmente podrían ser más opuestos: la serpiente depredadora, símbolo de Satanás, y la gentil paloma, que representa al Espíritu Santo. Y, sin embargo, Cristo les pide a sus discípulos que sean como los dos. ¿Qué quiso decir Cristo cuando dijo a sus discípulos que fueran “sabios como serpientes e inocentes como palomas”?

“He aquí que os envío como ovejas en medio de lobos”, anunció Cristo a sus discípulos. El riesgo de muerte era muy alto. Los discípulos se adentraban en un mundo de incrédulos depredadores; personas que no conocían el Evangelio, que veían a los 12 como una presa vulnerable y que estaban encantados de aprovecharse de su debilidad.

¿Cuál es el contexto?

Esta debilidad era, de hecho, una gentileza que (cuando era presenciada por personas que no eran hostiles a Cristo y sus seguidores) era en realidad una fortaleza.

Los discípulos disminuyeron para que otros pudieran reconocer a Cristo como su Mesías y maestro. Se les dio “autoridad sobre los espíritus inmundos, para expulsarlos, y para sanar toda enfermedad y toda aflicción” (Mateo 10:2), no para ser guerreros y matones.

Un poder formidable en verdad, pero los fariseos y otros respondieron a su poder con hostilidad. No reconocían ese poder porque esperaban que su Mesías y sus seguidores fueran más bien como un general y sus soldados.

¿Cuál es la sabiduría de las serpientes?

Las serpientes se apartan rápidamente del camino. Se meten debajo de una roca cuando se enfrentan a un peligro potencial. Las serpientes no suelen ser agresivas, no como primer recurso. Se alejan sabiamente de las situaciones en las que se verían amenazadas si se encontraran a la intemperie. Aunque pensamos en las serpientes como depredadores temibles, estas son muy astutas.

Las personas buenas o de rectitud también se adentran en un mundo de peligros potenciales. Muchos se enfrentan a un peligro físico real a causa de sus creencias, pero incluso los que viven en países donde se dice que hay libertad serán objeto de rechazo y abuso.

Pero pueden evitar el peligro eligiendo sabiamente cuándo quedarse y cuándo abandonar una situación.

Ve a donde seas bienvenido. No sirve de nada ponerse delante de los sordos y los ciegos, compartiendo la verdad, y esperar que los grupos de detractores enfadados y obstinados cambien de opinión de repente.

Se debe difundir la verdad a todas las personas, incluyendo a los lobos. Sin embargo, “cuando arremetan contra ti, apártate”. “Cuando abran la boca, no te lances”.


Inocentes como palomas

Ser inocente como las palomas significa que uno “no da [a los incrédulos] ninguna razón legítima para acusarle de injusticia o inmoralidad. Mantén tu reputación tan limpia como puedas”.

Algunas personas siguen siendo pecadores pero el sentido y el propósito de sus vidas han cambiado. Ya no buscan su propia voluntad y placer, sino la voluntad y el placer del creador.

Además, la benevolencia promueve una perspectiva liberadora, que busca lo mejor para los demás en lugar de para uno mismo y que también ve el valor de todas las personas.

Esto hace que sea mucho más fácil determinar cuándo es prudente seguir hablando, seguir presionando, y también más fácil hacerlo de una manera que la otra persona considere amorosa.

La inocencia de una paloma ve, a través de la rudeza o la suciedad exterior, la imagen de Dios en cada persona de forma infantil, sin prejuicios.


¿Cómo se puede ser a la vez sabios e inocentes?

Jesús dijo a sus discípulos que fueran inocentes y sabios al mismo tiempo. Asociamos la inocencia con una apertura infantil. Al mismo tiempo exhorta a sus seguidores a ser sabios, una cualidad importante en los tiempos que vivimos.

Acercarse a los incrédulos con noticias que necesitan pero no quieren oír (que necesitan despertar, que deben cuestionar absolutamente todo) requiere una especie de intrepidez infantil, la creencia de que todas las personas deben amar y defender su libertad.

Sin embargo, también hay que estar preparado para una reacción peligrosa. No hay que dejar que la docilidad los ciegue ante los peligros reales que les rodean.


Elegir sabiamente la docilidad

¿Cómo se sabe cuándo se debe resistir y cuándo evadir el abuso? Incluso Cristo huyó de la iglesia de Nazaret cuando la congregación amenazó con matarlo (Lucas 4). Más tarde, por supuesto, fue voluntariamente a la cruz, consciente de que había llegado su hora.

Un examen minucioso de las circunstancias en las que los apóstoles Pablo y Bernabé decidieron huir de sus enemigos revela que “cuando se intentó maltratarlos y apedrearlos, tanto por parte de los gentiles como de los judíos, con sus gobernantes, se enteraron y huyeron a Listra y Derbe, ciudades de Licaonia, y al país circundante, y allí siguieron predicando la verdad” (Hechos 14:5-7).

No les importaba ser odiados, sino que querían difundir más la verdad, así que escaparon para hacerlo en otras ciudades. Morir en ese momento no habría servido de nada.

A pesar de haber sido encarcelado, juzgado públicamente y acusado de estar loco, el apóstol Pablo no se mostró hostil. Consideró y trató a sus acusadores con amor y compartió con ellos la misericordia.

Sigiloso, no furtivo

Mientras que sus adversarios traman y planean, las personas de integridad no emplean tácticas engañosas. Si bien es cierto que debemos dar a conocer quiénes somos, es posible elegir nuestra audiencia con sabiduría. Jesús dijo a sus seguidores que fueran sabios como serpientes e inocentes como palomas. En otras palabras, no dejes que la gente astuta e intrigante te engañe. Descubre sus mentiras y sé tan inteligente como ellos, o más. Pero no actúes con los demás de la misma manera que los astutos actúan contigo. Sé inofensivo y digno de confianza. A veces es importante conocer un poco del mal, no para ponerlo en practica, sino para descubrir sus estrategias y artimañas y saber de que nos tenemos que proteger. No hay nada de malo en ser sabio, inteligente y astuto, siempre que el talento se utilice de forma que no perjudique a los inocentes. No debemos ser tan ingenuos y crédulos como para causarnos un daño innecesario, pero, por otro lado, no debemos confiar en los métodos deshonestos y puramente oportunistas del mundo. Debemos ser estratégicos y prácticos, manteniendo la integridad y manifestando el amor en todos nuestros esfuerzos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.