junio 25, 2022

Noticias El32

Noticias importantes y de actualidad traducidas al Español. Ayúdanos a luchar contra la censura compartiendo nuestros artículos.

Con qué facilidad nos programa la televisión.

4 minutos de lectura
Desinfecte su casa y su mente

Tu psique se ve continuamente moldeada por todo tipo de información que recibes de tu entorno.

por HANAN PARVEZ MBA, MA PSICOLOGÍA.

LIBERAR tu mente consiste en descubrir qué creencias tienes en tu subconsciente, traerlas a la conciencia y luego eliminar las que no tienen ninguna evidencia convincente ni ninguna base en la realidad. Cada cosa a la que expones tu mente la afecta. Tu psique se ve continuamente moldeada por todo tipo de información que recibes de tu entorno, y eso incluye en gran medida la televisión. Es una de las herramientas hipnóticas más eficaces que existen, ya que influye enormemente en tu forma de pensar y en tus creencias y, en consecuencia, en el resultado de tu vida.

La clave está en los anuncios; ¿por qué pagarían las empresas enormes sumas por ellos si no influyeran en el espectador? Tu subconsciente, que lleva todos tus recuerdos y creencias y te hace ser quien eres, se programa directamente viendo la televisión. Tu mente entra en un estado de trance hipnótico a los pocos segundos de ver la televisión. Esto reduce las ondas cerebrales a un “estado alfa” más bajo, comúnmente asociado con la meditación y la relajación profunda. Se cree que esto es causado por el parpadeo de la pantalla y explica por qué se siente sueño mientras se ve la televisión. En este trance, el subconsciente se vuelve muy sugestionable y cualquier información que reciba del televisor pasa a formar parte de su memoria.

Como las creencias no son más que recuerdos, esta información tiene la tendencia a alterar tus creencias o a formar otras nuevas cuando se filtra en tu subconsciente. Puedes pensar que el mando a distancia está en tu mano y que estás viendo los programas pero, en realidad, eres tú quien está siendo programado. Nuestra mente consciente es un guardia de seguridad que se asegura de que sólo la información en la que ya creemos entre en el subconsciente, para que nuestras creencias preexistentes se refuercen. Tiene la tendencia a rechazar cualquier otra cosa. La consecuencia natural de un estado de trance hipnótico es que los filtros conscientes se apagan y no se puede analizar críticamente la información que se recibe.

Además, cuando ves la televisión no puedes pensar porque la información te bombardea continuamente. No tienes tiempo para procesar lo que estás viendo. Tu mente consciente queda eliminada de la ecuación y la información que recibes sigue formando parte de tu sistema de creencias. Compáralo con la lectura, en la que puedes parar, pensar y reflexionar después de cada línea. Tú, el lector, marcas el ritmo y no el libro. La televisión, en cambio, sigue vertiendo información como si fuera vino en el vaso de tu mente inconsciente y antes de que te des cuenta estás borracho. Esto es lo que vemos a nuestro alrededor: personas intoxicadas con los pensamientos de otros que nunca dan una oportunidad a la sobriedad reflexionando sobre su embriaguez.

¿Cuántas veces has hecho algo sólo porque has visto a alguien hacerlo en la televisión? Estamos programados para copiar a los demás. Esto es especialmente importante durante la infancia, cuando nuestra supervivencia depende en gran medida de lo bien que imitemos a los demás, como por ejemplo en la alimentación. Toda nuestra infancia fue esencialmente un periodo de hipnosis. Recogemos creencias de todas partes porque nuestra facultad consciente no estaba completamente desarrollada. No teníamos la capacidad de cuestionar nada. Vimos volar a Superman, nos compramos un vestido de Superman e intentamos despegar desde el balcón. Vimos la lucha libre en la televisión y nos peleamos con almohadas en el salón.

Veíamos a nuestros héroes favoritos portando armas y disparábamos a extraterrestres imaginarios en el jardín. Esto es una prueba contundente de que nuestra mente subconsciente no puede diferenciar entre las cosas que vemos en la pantalla y la realidad. Por eso, de niños creíamos todo lo que veíamos en la televisión e intentábamos copiarlo. Mucha gente nunca llega a superarlo del todo. Innumerables millones de personas son programadas diariamente por lo que ven en la televisión. Puede que no intenten despegar del balcón, pero su vida es un buen reflejo de lo que ven en la pantalla. Averigua qué programas ve alguien y podrás saber mucho sobre el tipo de persona que es.

La gente intenta vivir las vidas ficticias que ve retratadas en las películas, muchos se identifican y copian a sus famosos favoritos y otros innumerables confían plenamente en la “realidad” que les presentan sus canales de noticias. La televisión no es necesariamente mala si se es muy consciente y deliberado sobre las cosas que se ven.

Entretente y edúcate, pero no permitas que los programas te programen con creencias irracionales. Intenta mantener siempre encendida tu facultad de pensamiento crítico para no dejar que otros controlen tus procesos de pensamiento. https://www.psychmechanics. com/how-tv-influences-your-mind- through/


Traducción del articulo del Light Newspaper – Octubre 2021 https://thelightpaper.co.uk/assets/pdf/Light-14-Final.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.